jueves, 11 de febrero de 2010

Catedral de Compostela en el Camino de Santiago (12)

El Pórtico de la Gloria asombra por doquier. Y no es para menos. El Maestro Mateo y su taller lo finalizaron en 1188. Se podría escribir un libro entero solo para describirlo e interpretarlo en sus diversos grados hermenéuticos. Yo sólo voy a esbozar algunas cosas en este post.

Los 24 Reyes-Ancianos Músicos cantan las alabanzas del Agnus Dei en el Apocalipsis y en cientos de tímpanos de iglesias de la Cristiandad, pero en ningún sitio están mejor labrados que en el tímpano central del Pórtico de la Gloria. Así que, mientras escribo esto no puedo por menos que escuchar al Coro de Cámara Ars Musicae de Pontevedra cantanto composiciones de algunos maestros de Capilla compostelanos. Y es que la música, cuando es sacra, para quienes apreciamos "lo esotérico", nos remite a la Música de las Esferas de la que habló Pitágoras y Platón.


El Apocalipsis es el referente bíblico que explica los tres tímpanos de este Pórtico, y tanto el Nuevo como el Antiguo Testamento son las fuentes bíblicas restantes, como bien interpretó Antonio López Ferreiro en un libro que escribió en 1892. No hay que darle más vueltas exotéricas..., aunque sí caben muchas revueltas esotéricas de las que no cabe hablar aquí, aunque sí lo haremos en ese libro sobre los grandes símbolos del Camino de Santiago que quizás pueda estar publicado a mediados de 2010.


Los peregrinos ponen su mano en la columna central, posándola en la huella profundamente marcada que han dejado millones de manos desde que, en 1188, el maestro Mateo concluyera este Pórtico de la Gloria, y que dicen que está representado en la escultura que, detrás del pórtico y mirando hacia el altar, es conocida popularmente como el Santo de los Coscorrones, donde la gente le da un cabezazo. "Dicen que es para que les insufle inteligencia", me dijeron allí mismo. Y otra imagen que quiero destacar es la del Agnus Dei que porta este Bautista. El Cordero del Sacrificio Cósmico, dicen algunos esotéricos...

2 comentarios:

Angel-Soriaymas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SoyPeregrino dijo...

Es una verdadera pena que esté cerrado al público y que no dejen cabecear al santo ni toca la columna. Que entender, lo entiendo... pero no por eso me deja de dar lástima.